1.La elección de tu carrera no definirá de por vida tu actividad profesional: Tendrás que

reinventarte constantemente, muy posiblemente cambiarás de trabajo, buscarás nuevas y mejores alternativas, incluso, quizá tengas que trabajar en cosas que jamás pensaste trabajar. Sin lugar a duda tu capacidad de adaptación y reinvención definirá mucho de tu camino en el aspecto profesional.

2.Procurar mantener siempre buenas relaciones con los demás: La Universidad es un excelente lugar para establecer buenas relaciones y amistades. No se trata de buscar amigos por “conveniencia” si no de buscar personas que le aporten algo positivo a tu vida y ayuden a nuestro crecimiento. No te claves en relaciones y amistades dañinas, estarás desaprovechando gran parte de tus mejores años. Sé cuidadoso de tu tiempo, aprende a invertirlo en personas y situaciones de mucho provecho.

3.Tu actitud va a definirlo todo: Habrá momentos en tu vida laboral en donde estés muy arriba y ahí tendrás que saber ser bondadoso con los de abajo pues habrá momentos donde estés abajo y posiblemente te los encuentres a todos.
El trabajo tiene muchos, miles de altibajos. Tienes que ser capaz de manejar la frustración, con la cara bien en alto y la mejor actitud. Una buena actitud será tu gran aliada, siempre.

4.Desarrollar tus talentos: Estudiar una carrera no implica dejar todo aquello que te hace feliz, sigue practicando los deportes que te gustan, si te gusta el arte, la pintura, la música procura siempre buscar un espacio para seguir haciéndolo. Todos tenemos grandes talentos, cuanto antes descubras el tuyo mucho mejor. Es triste ver gente muy talentosa que pasa toda la noche conectada a internet sin ningún fin ni objetivo.

5. Las clases y los maestros solo son el trampolín: Sigue leyendo si estás en marketing ya no tienes opción, esto debe ser parte de tu día a día. Leer te enriquece muchísimo, las clases y los maestros te aportaran muchas cosas pero algunas otras tendrás que descubrirlas por tu propia cuenta. Por lo tanto haz que los libros se vuelvan una pasión y no dejes de aprender jamás.

6. Poner en práctica tu creatividad e imaginación: La creatividad es una habilidad que hay que alimentar con pasión y entrega. Ser creativo, en cualquiera de las áreas en la que nos desempeñemos nos ayudará a solucionar más rápido y mejor los problemas, a generar múltiples alternativas para una situación, a darle un toque de originalidad y autenticidad a nuestros proyectos, etc. Aprender constantemente técnicas y herramientas de creatividad será de gran utilidad.

7. Está bien equivocarse: Procura siempre dar lo mejor de ti mismo. Dar ese 110% en todo lo que hagas. Qué la gente perciba en tu trabajo la pasión y el compromiso con el que lo haces. Constantemente habrá obstáculos, todos cometemos errores, qué dejan de serlo cuando los vemos como grandes lecciones y como fuente de nuestro aprendizaje.

8. La definición de éxito es sólo tuya: Creemos saber cuál es la definición de éxito. Si te pido que cierres los ojos e imagines a alguien exitoso, vendrán a tu mente imágenes de un “prototipo” de persona exitosa. Sin embargo, muchas de esas ideas sobre una vida exitosa no son nuestras. Asegúrate de que tener tu propia teoría sobre el éxito, y busca el equilibrio, recuerda que no puedes tener éxito en todo pero que al menos en lo que seas exitoso sea congruente con tu esencia y con aquello que te hace muy feliz.

La lista podría ser interminable, al final la vida misma es nuestra mejor escuela y nunca terminaremos de aprender.

Robin Sharma dice: “Todos tenemos talentos que pueden superar por mucho lo que diga un “título” o un “puesto de trabajo” yo digo que no hay nada más gratificante en la vida que hacer aquello que nos apasiona, poner a prueba nuestros talentos y transitar disfrutando el camino y no el destino.

Besos azules