Aún cuando podemos equivocarnos al sacar conclusiones de una persona con una primera impresión, también es cierto que esos primeros segundos cuando conocemos a alguien son inolvidables y memorables. Es muy poco el tiempo que tenemos para causar en los demás una impresión que recuerden y que hable bien de nosotros, por lo tanto está en nuestras manos hacer un esfuerzo por dejar la mejor de las impresiones en todas aquéllas personas que tengan contacto con nosotros.

A continuación 10 trucos para dejar una muy buena impresión en los demás:

1. Aprende el nombre de la persona: Cuando te presenten a alguien ten en mente que es muy importante aprenderte el nombre de esa persona. Repítelo tres veces en tu mente para que logres memorizarlo. Si no escuchaste bien o no lo pudiste captar de primera instancia, asegúrate de volver a preguntar: ¿Cuál es tu nombre? Procura pronunciarlo correctamente y haz un esfuerzo por mencionar su nombre alguna vez durante la conversación de este primer encuentro.

2. Ve a los ojos: Si te presentan a alguien debes de saludarlo y mirarlo a los ojos. Tu atención debe estar enfocada en los ojos de la otra persona. Es muy incómodo cuando te presentan a una persona que desvía su mirada mostrando curiosidad o interés por lo que está pasando alrededor más que por conocerte.

3. Sonríe: El momento en que te presentan a alguien es un muy buen momento para sonreír. Demostrar entusiasmo por conocer a la otra persona puede ser una herramienta muy poderosa. Una linda sonrisa jamás se olvida.

4. Un cordial saludo de mano: Muchas veces nos vemos en la situación de no saber si saludar a la persona de mano o de beso. Lo que nunca falla es darle un cordial saludo con la mano y mantenerla firme. Un saludo de mano suave, lánguido, muy apretado, con entrega parcial de los dedos; señala distancia, desconfianza, inseguridad, entre muchas cosas más.

5. Deja el teléfono: Es tan breve el momento de una presentación que bien vale la pena dejar a un lado el teléfono, no contestar una llamada a la vez ni distraernos con algún mensajito. Dale su lugar a la persona que estás conociendo y muestra interés por conocerla.

6. Haz alguna pregunta: Preguntarle a tu interlocutor algo puede ser una buena demostración de que estás interesado en conocerlo. Evidentemente no debemos de ser demasiado intimidantes de forma que pongamos a la otra persona en una situación incómoda o con alguna pregunta difícil de responder.

7. Tu imagen: Cuida de tu imagen, no importa si es domingo y no tienes la menor intención de salir o conocer a alguien, por favor no salgas en pijama a la calle. Estar limpio y presentable es una señal de respeto hacia los demás.

8. Mala vibra: En cualquier situación donde conozcamos a otra persona es importante dejar a un lado la mala vibra, las quejas, la negatividad. Conocer a alguien de primera instancia que se muestra desganado, pesimista y quejumbroso es muy desalentador y genera una muy mala imagen.

9. Resalta lo especial: Todas las personas tenemos algo bueno, algo interesante, alguna historia que contar. Procura resaltar en la otra persona aquello que la hace especial. No centres la conversación únicamente en ti, escucha e interésate por conocer un poco más de los demás.

10. Sé natural y auténtico: Conoce y haz brillar tus fortalezas, siéntete seguro de quien eres y por qué eres valioso. Recuerda que si te permites ser una persona auténtica y brillante permites lo mismo de los demás.

Recientemente leí una frase de Inés Temple que dice “Uno no puede cambiar la cara que tiene, pero si la cara que pone” yo digo siempre que conozcas a alguien pongas tu mejor cara pero no olvides que al final del camino nuestra credibilidad está basada en realidades más que en apariencias.