¿Has escuchado alguna vez que: “Eres el promedio de las cinco personas con las que más pasas el tiempo”? La gente que nos rodea ejerce gran influencia en nuestras decisiones, nuestro estado de ánimo, nuestro objetivos, metas y retos. En ocasiones pueden ayudarnos pero también pueden obstaculizar nuestro camino.

Sería ideal que dentro de nuestro grupo cercano de personas pudiéramos crear una red lo suficientemente fuerte que nos ayudara, motivara, impulsara e inspirara a crecer. La buena noticia es que esto está en nuestras manos por lo que podemos lograrlo.

 A continuación 5 puntos importantes que debemos considerar cuando elegimos compartir y pasar tiempo con otras personas:

  1. Sumen energía:¿Cuántas veces no has estado con gente que sientes que consume tu energía? Es agotador y poco gratificante. Aléjate, en la medida de lo posible de gente negativa, egocentrista, poco flexible, chismosa y sobre todo de aquéllos que no aporten cosas positivas a tu vida. Rodéate de gente que eleve tu energía y con quien sientas empuje, entusiasmo y ganas de hacer más y mejores cosas.

  1. Conversaciones enriquecedoras: Entre mas conversaciones enriquecedoras tengas, las oportunidades de ampliar tu conocimiento y experiencia aumentan. Busca esos momentos en donde puedas estar con personas que cuestionen tu punto de vista, que te hagan pensar y reflexionar sobre algunos temas, mejor aún si eso te lleva a investigar, crear, imaginar e incluso soñar.

  1. Crecer en espectro no en escala: Solemos rodearnos de personas que son afines a nuestros gustos e intereses, disfrutamos de la compañía de aquellos similares a nosotros ya sea en lo personal o profesional. Lo cual es bastante positivo, sin embargo, date la oportunidad de conocer y conversar con aquéllos que te permitan ampliar tus conocimientos en otras áreas, eso te hará crecer en espectro, adéntrate en temas nuevos, sé curioso, pregunta, y atrévete a explorar nuevos mundos. Por ejemplo: Si estudiaste marketing , trabajas en marketing y todos tus amigos del trabajo y la universidad son mercadólogos bien valdría la pena comenzar a relacionarte con personas que no tengan nada que ver con el tema y aprender algo distinto. Lo mismo aplica para lo que decidas leer, estudiar y aprender.

  1. Perseverancia y motivación: Rodéate de personas que tienen ganas de hacer las cosas, que tengan propósitos significativos y grandes metas, personas que te escuchen, motiven, alienten y confíen en ti. Lo más importante es que su consejo y su compañía sea sincera e incondicional. Personas que te aterricen pero que a la vez te den alas para volar muy alto.

  1. Influencia: Decide qué grado de influencia podrá cada una de las personas que te rodean ejercer en ti. Dale su justo valor a comentarios y sugerencias dependiendo de quien venga. Observa a aquéllos que predican con el ejemplo y son una buena referencia. No permitas que comentarios banales, envidiosos, frívolos o críticas poco constructivas acaben con tus sueños, metas e ideales. Todo de quién viene y en su justa medida.

  1. Busca a tus mentores: Decide pasar más tiempo con personas a las cuales admiras, de las cuales has aprendido grandes lecciones y que estén dispuestas a ayudarte y guiarte en tus decisiones

Oprah dijo en alguna ocasión: “Rodéate solamente de personas que vayan a elevarte más alto” yo digo que en ocasiones las personas que nos quieren y nos conocen bien, son nuestros más grandes críticos. Observa si la crítica es porque confían en que puedes hacer las cosas mejor o si es para debilitar tus posibilidades de crecimiento. Recuerda que tienes la capacidad de poder filtrar lo que escuchas y decidir qué te hace bien. Busca en la medida de lo posible, rodearte siempre de personas entusiastas, positivas, inteligentes, motivadas ya que esto se contagia.

Besos azules.